lunes, abril 16, 2007

En Camello



Estaba escuchando música de África y me acordé cuando paseamos por primera vez en camello con mamá en Lanzarote.Por eso se ven las montañas rojas, porque son los volcanes de Timanfaya. Verdes ,rojos, de muchos colores.Yo estaba medio asustado, porque para subirte el camello se pone de rodillas, y cuando se sube parese que te va a tirar y encima cuando camina por la arena va lento y se tambalea.
Ïbamos en una caravana. Una amiga de mamá y su hijo Sean(se pronuncia YON) y su marido atrás nuestro, el camello de la amiga de mamá la olía todo el tiempo a mamá. Y su amiga la cargaba, después me acuerdo que un beduino nos guiaba y hablaba con la amiga en francés.
Hoy mamá puso esa música que nos dejó papá y la música me hizo dibujar.Me imaginé el desierto y el camello.
Me parece que es mi mejor dibujo hasta hoy.

6 comentarios:

el-ed dijo...

no sé si es tu mejor dibujo, pero está claro que está en otro registro y que además encontraste claramente un clima muy bueno... madura otra onda

me gusta el desierto así, cuadriculado, es raro

danixa dijo...

balta, andá a este link...
a qué te hace acordar?http://elcollage.blogspot.com/2007/04/blog-post.html#links

pelenbal dijo...

cómo que otro registro?
ah, el desierto está bueno asi a cuadritos,pero no salió el color del pasto que es de un verde amarillito.

má: a las galinas de papá que prendíamos em pueblo italiano?

Mori dijo...

me encantó ese desierto. y el texto también. te dejo besos sobre un camello.

aguacateconfresitas dijo...

Me fascinó tu dibujo pero todos están buenos besos

aitana dijo...

hola pelenbal, hacía mucho tiempo que no me pasaba por aquí, y ya veo que cada día dibujas mejor... este me gusta mucho, pero mi favorito es el tangrámico... me despertó un recuerdo dormido: yo tenía un tangram muy antiguo, era de cartón, muy chiquito, y estaba metido en una cajita también de cartón ,con un librito lleno de figuras tangrámicas ordenadas por dificultad... había unas dificilísimas... luego se me perdió... pero ahora lo encontré en mi memoria...