lunes, octubre 06, 2008

Un desengaño amoroso hace estragos hasta en el mejor superhéroe.

Todo comenzó cuando a Superman lo dejó su novia. Y no lo dejó por cualquier cosa, no, lo dejó porque estaba cansada de no tener intimidad. Superman trabajaba mucho y no se podía dedicar a Maribela, pero tampoco podía dejar de dedicarse a su trabajo de superhéroe, porque si no su fama caería a pique.

Así que Maribela un buen día lo dejó.

Superman lo tomó con calma, decidió hacer como que no le importaba que la mujer que había amado tanto lo dejara.


Pasaron unas semanas sin ninguna tarea que demandara el poder de un superhombre…así que todo iba bien, cuando de pronto sonó el teléfono y le dijeron que debía arreglar un banco de la plaza, ya que tenía una pata rota.


Superman se puso su traje y fue al lugar del hecho, y cuando fue a usar sus rayos X para soldar el banco, se dio cuanta que algo le pasaba. Sus poderes no eran lo mismo. Estaba triste por lo de su novia y tenía los poderes en baja. Igual, como buen superhéroe que era, decidió hacer lo posible por arreglar el banco. Entonces fue cuando sucedió.

Al intentar utilizar sus escasos y disminuidos rayos X, uno se le desvió y fue a dar contra una estatua, como ésta no necesitaba reparación, el rayo X que guardaba un resto de inteligencia en su ADN, rebotó y pegó en le bastón de una viejita que pasaba por ahí, logrando la inmediata fulminación de éste, su desaparición, y la caída de la anciana.

Al ver esto, Superman, se fue escondiéndose a su casa, haciendo como que nada había pasado, es decir, silbando bajito…

Una vez en su casa, vuelve a sonar el teléfono. Esta vez debía atrapar un ladrón. Se tomó entero un licuado de espinacas por las dudas de que su amigo Popeye tuviera razón y estas le dieron energías suficientes para llegar a toda velocidad al lugar del hecho. Contento Superman de haber conseguido dominar sus poderes nuevamente, y corriendo casi a la velocidad de un rayo, no se dio cuenta que en su camino había una piedra del tamaño de un diente de leche, su super vista también disminuida ahora por el desamor, le jugó una mala pasada. Se tropezó y cayó justo justo arriba del cochecito de bebé que venía bajando las escaleras sin control porque estaban filmando una nueva versión de la película del Padrino. Avergonzado por arruinar el rodaje salió corriendo del set de filmación y se tomó un remis trucho y se dio a la fuga, antes que lo puedan agarrar y retorcer el pescuezo.

Agitado y conmocionado llegó a su casa. Sin darle tiempo a reponerse, al llegar estaba sonando el teléfono para encomendarle una misión en el mar, un bote se estaba hundiendo…por las dudas se tomó un helicóptero que tenía para ocasiones especiales en su terraza y fue al rescate, todo transpirado y con mucho olor a chivo, por los nervios y la desesperación

de fallar una vez más.

Maldecía su novia y se le nublaba la vista de la bronca que tenía, pero su honor estaba en juego.

Llegó a tiempo al mar Caribe antes que la proa del bote se hundiera definitivamente, saltó del helicóptero, pensó que si todo salía bien, le diría a su novia de volver y dedicarle más tiempo, rescató a los dos tripulantes del bote que ya estaban a punto de ser comidos por los tiburones más sangrientos que en su carrera de super héroe haya visto y se dirigió a su país, el vuelo ar perfecto, sólo el peso de los dos casi ahogados le molestaba un poco, faltaba poco para llegar , le transpiraba el cuerpo adentro de su traje, deseaba cuanto antes darse un ducha y correr a buscar a Maribela. Estaba llegando.

Divisó la plaza donde comenzó todo este sufrimiento, divisa a la viejita del bastón que la están subiendo a una ambulancia de rescate y pum, se cae uno de los dos rescatados en la fuente del parque, paf se le cae el segundo sobre el bebedero de agua, y por último, sin poder mantenerse en el aire, se cae el mismo sobre la camilla donde transportaban a la ancianita. La gente lo reconoce. Le inician una demanda por daños y perjuicios y Superman termina su día en la comisaría del barrio, sucio, mal oliente y SUPER PRESO…


¡Esto va para papá que quiere que suba algo! este cuento lo hicimos ayer con el ruso, porque teníamos que hacer para la escuela un cuento gracioso...bueno espero que les resulte gracioso y que a la de lengua le resulte bueno como para un 10!!! Las fotos que estoy haciendo ya las voy a subir, las tengo en otro lugar...pero cumplí pa!

4 comentarios:

VALDI dijo...

Bueno chacho, pobre tipo este Supermano.Yo sabía que Louis Lane era Charlton Heston disfrazado de TRABA, pero Maribela no sera la Palin o Jimmy Olsen, verdad?!

Anónimo dijo...

El dia que se dio cuenta la SUPERWOMAN que de super no tenia ni el traje, brindaron por el AMORE, AMORRRRRRRRRRRR.
Bueno Balta,¿ para cuando la segunda entrega?

Te recuerdo que tienes pendiente NAVACERRADA.

LUISA.

Mori dijo...

Está MUY divertido, Balta! Es lo que les pasa a los súper héroes cuando no se ocupan de sus chicas!

Elissambura dijo...

Hola Balta, me encanto el cuento! y viendo tus dibujos espero la version comic! es genial... huuu... ya me imagino algunos cuadritos!